domingo, 12 de agosto de 2007

TIPOS DE AUTOESTIMA




La autoestima en su componente afectivo conlleva la valoración de lo que en nosotros hay de positivo y de negativo. Implica un sentimiento de lo favorable o de lo desfavorable, de lo agradable y de lo desagradable que vemos en nosotros mismos.

Teniendo esto en cuenta, podemos distinguir tres tipos de autoestima: alta, baja y ajustada.

*La autoestima alta: lleva a la persona a tener un excesivo aprecio de sí misma y esto puede llevarle a ser egoísta, a despreciar a los demás, a pensar que su criterio es el único valioso y a mostrarse agresiva en ocasiones.

*La autoestima baja: se da cuando la persona se rechaza y siente una profunda insatisfacción y desprecio por sí misma. Esto le puede llevar al aislamiento, a la ansiedad, a la torpeza en las relaciones con los demás, al fracaso en los estudios y en la vida profesional.

*La autoestima ajustada: se da cuando la persona se acepta a sí misma. Sabe cómo es. Conoce sus virtudes y sus defectos. Esta aceptación lleva a potenciar lo positivo y a mejorar lo negativo. Es, por tanto, el tipo de autoestima que conviene desarrollar en los hijos.